Background

BLOG PIXELZ

Adéntrate en el eCommerce, la fotografía de producto y la edición de imágenes y descubre las mejores recomendaciones para tu negocio.

¿Estás Cometiendo Estos Errores en Tus Imágenes de Producto de Ropa? ¡Evítalos!


Main Image

¡Deshazte de estos siete hábitos en tu proceso de creación de imágenes de producto de ropa!

La industria del comercio online cambia constantemente. De todas formas, a pesar de que haya tendencias y prácticas que vienen y van, existen algunos temas que jamás se modifican en la fotografía de producto. En el artículo a continuación identificaremos siete grandes errores que se cometen en este apartado, para que los tengas en cuenta ¡y produzcas únicamente imágenes de calidad con tus productos!

Error #1: No preparar las prendas

Tu meta siempre será lograr que los productos de tu tienda se vean lo mejor posible. Debido a que las prendas de ropa se arrugan y pierden su atractivo fácilmente, te recomendamos que hagas una preparación previa de estas antes de iniciar una sesión fotográfica. Muchos piensan que utilizando Photoshop para borrar arrugas, manchas, y demás errores físicos de la prenda, se arregla el problema, pero la cruda realidad es que utilizar esta herramienta de retoque puede ser destructiva con la prenda si no se hace con alta profesionalidad pues puede perderse detalles y calidad del producto, además que compromete con la realidad detrás de esta. Lo óptimo es preparar la prenda perfectamente previamente y luego dar unos ligeros retoques al final del proceso.

Prepara previamente a la perfección la prenda que vayas a fotografiar

Prepara previamente a la perfección la prenda que vayas a fotografiar

Es importante examinar el producto por derecho y revés, de arriba a bajo. Mira si hay alguna etiqueta, pegatina o elemento que deba removerse de cara a la sesión fotográfica. Si ves además que el producto ha sufrido durante el transporte hasta tu hogar, debes de utilizar una plancha de ropa para eliminar arrugas. Debe eliminarse toda imperfección que pueda ser dañina hacia la imagen del producto. Si ves que tiene pelusas por ejemplo, puedes utilizar un rollo adhesivo para eliminarlas. Estudia cuidadosamente la prenda en una imagen original, y compárala cuando la recibas en casa para ver el diseño y demás detalles que son importantes resaltar en las imágenes de producto que crearás. ¡No olvide dejar el retoque con Photoshop como el paso final!

Error #2: No utilizar un maniquí o modelo

Muchos fotógrafos de moda olvidan lo importante que es transmitir la apariencia de una prenda sobre un modelo o un maniquí. En lugar de hacer esto, simplemente recuestan las prendas o toman imágenes de estas colgadas de perchas. ¡Esto es un error tremendo! La mejor forma de fotografiar una prenda es sin duda utilizando un maniquí o modelo que le dé vida a esta y además muestre la realidad de la apariencia que pudiera tener sobre el mismo cliente que visita tu tienda online.

Con un poco de estilismo, los maniquíes pueden darle ¡un aire muy atractivo a tus productos!

Los modelos hacen que las prendas cobren vida, y son la opción más recomendable para mostrar una prenda, pero en caso de que tengas problemas de dinero, utilizar un maniquí es una opción muy válida si se gestiona correctamente y que además es de bajo coste. El permitir al cliente el ver la forma y caída natural de cada prenda le dará a este una idea más real de como se podría ver el producto sobre si mismo, sin hablar de lo tanto que aporta a la experiencia de compra. En caso que veas que la prenda que deseas fotografiar queda demasiado grande al maniquí, intenta el marcar la forma de este con la prenda utilizando unas pinzas de ropa o agujas. Una gran ventaja que tienes si utilizas un maniquí en tus imágenes es el aplicar una fantástica técnica de retoque fotográfico llamado maniquí fantasma. Más adelante en este blog te mostraremos como aplicarla.

Error #3: Mostrar pocas imágenes de una prenda

Contrario a lo que se piensa generalmente, una o dos imágenes no son una cantidad apropiada para mostrar en detalle un producto y mostrar la calidad de este. Es importante que el dar la máxima información posible al cliente sobre el producto no menos de tres imágenes. En todo caso, recomendamos que se suban de cinco a diez imágenes por ítem.

Como mínimo una imagen frontal, una posterior y una de lado del producto deben promocionar cada prenda. Una con algún detalle siempre será de gran ayuda para el cliente

Muchos sitios web te permiten subir hasta doce imágenes por cada ítem, pero muchos minoristas de tiendas online lastimosamente no sacan provecho de esta funcionalidad. Toma fotos de cada ángulo del producto en lo posible. Una imagen frontal, una posterior, una de lado y una de algún detalle importante de la prenda son el mínimo recomendable. Recuerda que a mayor cantidad de imágenes relevantes que muestren el producto, mejor será la experiencia del cliente, pues la calidad y realidad del producto se verá y dará satisfacción a este. Para obtener más ideas de como mostrar tus productos en tu tienda web te recomendamos que leas nuestros artículos sobre como optimizar tus fichas de producto online para prendas de ropa, zapatos y accesorios.

Error #4: No utilizar suficiente luz

Utilizar una correcta iluminación es esencial para tener buenas imágenes de producto. Es tremendamente decepcionante el entrar en una tienda online y ver imágenes con poca luz, sombras que dificultan ver la forma del producto, o imágenes con efectos que no permiten ver la realidad de una prenda. ¡No seas de esos vendedores! Asegúrate de aplicar la luz apropiada siempre a cada uno de tus productos cuando los fotografies. De esta manera sus colores ya demás detalles aparecerán de una manera limpia y profesional en tus imágenes.

Este producto no tiene una luz adecuada

Este producto no tiene una luz adecuada

Prenda con la luz de un kit de iluminación

Prenda con la luz de un kit de iluminación

Toda prenda de ropa es diferente una de la otra. Por esto, el tener la iluminación adecuada permitirá siempre el apreciar la realidad de cada tipo de pieza. Una luz de amplio alcance permite a tu cámara producir imágenes con poco “ruido”, menos granuladas. Mientras más oscuro sea el cuadro, más pobre será la imagen final. Una manera de ahorrar dinero y asegurarse de tener una luz adecuada es alquilar un equipo de iluminación. Otra opción económica, y que siempre va bien es el colocar el estudio cerca de una ventana grande, y reflejarlo en un panel de porexpan. Lee en este artículo más información sobre kits de iluminación, así como opciones de estudios fotográficos de producción propia, para tus imágenes de producto.

Error #5: No ajustar correctamente la cámara para la sesión de fotos

Si los ajustes de tu cámara de fotos están incorrectos, no existe en el mundo experto de retoque que pueda ayudar a crear imágenes de calidad. Cámaras DSLR pueden producir imágenes de extrema calidad, pero el ajustar incorrectamente sus funciones harán que no se saque provecho del artefacto. Ten muy claro que entiendes de términos como ISO, apertura y balance de blanco antes de empezar a fotografiar tus productos.

1. ISO

Cerciórate de que la función ISO de tu cámara no está ajustada a más de 600-640. Un ISO superior producirá una imagen granulada. A paso que se aumenta el ISO, la cámara deja de tomar en cuenta detalles, pues se pierde nitidez. Utilizar un trípode te permitirá mantener tu ISO a 100 o 200 para una claridad y nitidez adecuada.

ISO 640

ISO 640

ISO 6400

ISO 6400

2. Apertura

La apertura se representa por el la letra f en tus ajustes de cámara. Por ejemplo la encuentras para controlar enfoques como f/16, f 2.8. Generalmente, mientras más grande es el número de esta función, más aspectos se notarán en la imagen final. En el ejemplo a continuación se ha utilizado una apertura f/22 por un lado (imagen derecha) y f/3.5 en la izquierda. Intenta que tu apertura esté siempre sobre f/11; de esta manera todos los elementos de una prenda se verán reflejados en la imagen final.

Aperture 3.5

Apertura f/3.5

Aperture 22

Apertura f/22

3. Balance de blanco

El balance de blanco se refiere a como está gestionado el color en una imagen. Los naranjas y rojos se llaman cálidos, mientras los azules y púrpuras son llamados fríos. El color en una imagen tiene que ver con la luz que se provea al tomar una foto. Existen diferentes tipos de fuentes de luz, pero los más populares son tungsten, fluorescente, LED y luz natural.

Tungsten

Tungsten

Fluorescent

Fluorescente

Flash

Flash

Auto

Auto

Puedes ajustar tu balance de blanco específicamente de acorde al tipo de fuente de luz que usas o colocar en AUTO tu balance de blanco y dejar que la misma cámara decida. Independientemente de lo que decidas, no olvides de tomar en cuenta esta función para tus imágenes de producto. De lo contrario, tendrás que gastar mucho tiempo en Photoshop para recrear los colores originales. Para más información sobre los ajustes de cámara, echa un vistazo a nuestros artículos sobre ISO y ajustes de cámara.

Error #6: No ajustar correctamente el espacio de color

Muchos fotógrafos de ropa olvidan o no conocen lo crucial que es editar imágenes tomando en cuenta el escenario web. El espacio de color se refiere a un rango específico de colores que puede asignarse a una imagen. Algunas opciones para espacios de color son Adobe RGB, CMYK, y SRGB. Sin el color adecuado, los colores se ven completamente distintos de la realidad en una pantalla. SRGB es la mejor de las opciones pues guarda de una manera consistente y vibrante entre las diferentes tipos de pantallas que hay en el mercado. Puedes elegir ajustar tu cámara a SRGB y convertir tu archivo. Se recomienda que antes de efectuar este paso, se haya retocado la imagen a la perfección.

Error #7: No Editar Correctamente

Muchos vendedores de tiendas online editan sus productos de manera incorrecta, especialmente en temas como corte, alineación y fondos de las imágenes. Para poder mantener una consistencia entre las imágenes de un catalogo web, es recomendable el desarrollar un set estándar de especificaciones para la parte de la sesión fotográfica y de edición. De esta manera se tendrá super claro cual es el modelo de imágenes que se quiere seguir en el sitio web.

1. Alineación

Asegúrate de que tus productos son del mismo tamaño aproximadamente y están centrados dentro de la imagen, de manera que los ángulos, esquinas y bordes de cada uno estén alineados entre ellos. El tener un inventario alineado correctamente realza de manera amplia el atractivo de tu web y tus productos. La manera más fácil de cerciorarse de la alineación de los productos es creando lineamientos sobre estos factores visuales en una plantilla de Photoshop.

Lineamientos incorrectos de alineación

Lineamientos incorrectos de alineación

7 mistakes apprel products aligned shirt

Alineación correcta

2. Recorte

Esta técnica, junto con la alineación, son esenciales en cualquier imagen de producto. Si sigues los lineamientos para alinear tus productos, los recortas correctamente y respetas la consistencia en tamaños entre ellos, no tendrás entonces problema alguno en intentar venderlos.

3. Fondos

Algunas tiendas online eligen diferentes tipos de fondos para sus imágenes. A simple vista, no parece muy importante, pero la verdad es que el tener productos con una apariencia consistente puede hacer una diferencia muy grande en los ingresos que pueda tener un negocio de un minorista online. El promocionar productos a través de imágenes de calidad da una imagen de profesionalismo irrefutable. Elige un tipo de fondo blanco o color gris muy claro. Son los más atractivos para mostrar tus productos, pues ayudan a realzar características y el aspecto del producto sin permitir ningún tipo de distracción.

4. Color

Otro error común en la fotografía de producto de ropa es el presentar prendas con un color incorrecto. Las cámaras actuales logran un excelente trabajo para captar el color real de una prenda, pero si eliges la función AUTO en el balance de blanco en el caso de una prenda de tonos rojos, neones o rosas, es posible que el color no salga en la imagen similar a la realidad. Para poder corregirlo será necesario que entonces se realice un retoque de color en Photoshop.

Aquí puedes apreciar variaciones de rojo

Las representaciones imprecisas de color en los productos de ropa pueden dejar insatisfecho y frustrados a los clientes. Es necesario para evitar esto el comparar las prendas antes de subirlas a la web, en versión física y en una pantalla. Lo importante es que el cliente siempre pueda ver a través de una pantalla lo mismo que encontrará cuando reciba el producto en sus manos.

Existen numerosas manera de ajustar colores en Photoshop. Una vez que lo realices, acuérdate de convertir tus imágenes a formato SRGB para así asegurar que podrán verse correctamente en diferentes tipos de pantallas y no sufrirá entonces cambios que puedan alterar la percepción del cliente.

Ahora que ya conoces cuales son los errores más comunes en la fotografía de de productos de ropa, tienes la oportunidad de ajustar tu proceso de creación y crear impactantes imágenes que atraerán y gustarán sin duda a tus clientes.

Eliminar estos malos hábitos ayudará a que tu sitio online sea consistente y brinde satisfacción total a tus clientes.