Background

BLOG PIXELZ

Adéntrate en el eCommerce, la fotografía de producto y la edición de imágenes y descubre las mejores recomendaciones para tu negocio.

Resultado

La búsqueda no he econtrado ningún resultado. Por favor intente de nuevo!

Cómo Desarrollar un Proceso de Producción Fotográfica Eficiente Como Vendedor Online


Main Image

Puede que no seas un vendedor “fast fashion” pero puedes aprender a ser tan productivo como uno de ellos!

¿Crees que un negocio de eCommerce es una empresa dedicada a la producción? Seas o no una gran empresa de moda o un modesto vendedor online, estás en el negocio de la producción de una manera u otra. Esto significa que tu éxito depende de la eficiencia de tus procesos – ¿De que manera puedes entonces producir productos, imágenes de éstos, contenidos y obviamente, generar ventas?

La organización es importante para cualquier tipo de proceso. De igual forma, el prepararse al detalle, utilizar un espacio de trabajo personalizado, llevar a cabo procesos simples, archivar y transferir archivos, y la comunicación, son componentes muy necesarios para optimizar tu proceso de producción fotográfica, y aumentar la productividad. Toda decisión y cambio que decidas realizar deben hacerse rápidamente para que todo siga evolucionando sin pausa.

Como vendedor online pequeño, puedes sentirte agobiado por todo esto. Puedes pensar que no tienes las herramientas ni recursos necesarios para llegar al nivel de productividad de los grandes. ¡No es cierto! Todo es cuestión de aprender, trabajar y ajustar detalles. Pensar y actuar como una gran empresa de “faster-fashion” y replicar su proceso de producción fotográfica lo máximo posible, te ayudará considerablemente.

En este artículo, aprenderás como incrementar la productividad diaria de tu empresa, optimizando tus métodos para crear y editar tus imágenes de producto.

Outsourcing: ¿Externalizar o No Externalizar?

Antes de que empieces a preparar tu proyecto fotográfico, debes considerar si hay parte del trabajo que pueda ser externalizado, y en tal caso, cuánto y qué?. Por ejemplo, ¿puedes contratar a un fotógrafo para que haga las fotos por ti?, o ¿podrías enviar tus imágenes sin editar a una empresa de edición de imágenes de producto?

Puede que inicialmente no tengas el presupuesto para poder externalizar ciertos servicios, lo que significa que tendrás que tener recursos disponibles en tu empresa y aprovecharlos bien. Sin embargo, si tienes presupuesto, te recomendamos que externalices parte del trabajo y que lo aproveches al máximo. Externalizar ciertas tareas puede ayudarte a maximizar la productividad de tu negocio, porque te proporcionará más tiempo que podrás invertir en otros aspectos de tu negocio como definir y desarrollar estrategias de crecimiento y promoción.

1. Organización

Cataloga tus productos

Tal como hemos mencionado antes, la organización es esencial para maximizar la productividad de tu negocio. En un escenario ideal, tendrás todos tus productos organizados, catalogados por color, descripción, tamaño, etiquetas asociadas, nombres de producto y alguna que otra información que facilite la identificación de tus productos.

La etiqueta en este zapato ayuda a identificar información del producto.

La etiqueta en este zapato ayuda a identificar información del producto.

También es recomendable que incluyas una pequeña etiqueta a cada producto, como se muestra en la foto de arriba. Esta etiqueta debe incluir información básica como el número del item, nombre, color, tamaño. Muchas veces, esta información puede encontrarse en el empaquetado de la marca, pero puedes crear tu propio sistema. Asegúrate que el número de item que se asigna a cada producto sea el mismo que aparezca en la carpeta de tu ordenador o disco duro externo, ya que proveerá toda la información para identificar tus productos de manera fácil y rápida.

Cataloga tus imágenes

Tan importante es organizar tus productos como organizar las imágenes digitales y otros archivos asociados a éstos. Puedes recopilar tus imágenes clasificándolas en diferentes carpetas y nombrándolas una a una, o puedes delegar esta tarea a un programa de organización de imágenes como Adobe Lightroom.

You can purchase Adobe Lightroom here.

El software para catalogar es útil, porque te permite ver todas las imágenes que has tomado, filtrarlas para borrar o seleccionar imágenes, cambiar el nombre, y editar en bloque de una sola vez. Algunos programas son mejores que otros, pero generalmente se considera que Adobe Lightroom es de los mejores. Con este programa podrás localizar y renombrar los archivos así como post-producir, exportar y archivar tus imágenes.

Esta es la pantalla de exportación en Adobe Lightroom, donde se te presentan diferentes preferencias para poder personalizar la exportación de imágenes

Esta es la pantalla de exportación en Adobe Lightroom, donde se te presentan diferentes preferencias para poder personalizar la exportación de imágenes.

Idealmente, hacia el final del proceso de catalogar tus imágenes, tendrás el nombre del producto, descripción y fecha incluidos en la carpeta donde guardes tus imágenes, e incluso en el nombre de los archivos individuales, y será momento de que hagas ¡copias de seguridad!

Asegurar tus imágenes

También es posible que quieras asegurarte de que tus imágenes se almacenen en más de un lugar. Básicamente, querrás asegurarte que tengas dos copias de cada imagen, y que cada copia se guarde en un sitio distinto. Los discos duros externos son una gran solución. Busca un disco duro externo que sea compatible con tu ordenador y sistema, pero mejor si encuentras uno que sea compatible tanto con PC como con Mac, para que de esta manera no tengas problemas de conversión al compartir los archivos.

You can purchase great external hard drives for between $99-200+ (depending on storage space) here.

Puedes adquirir discos duros muy buenos por 100 euros (dependiendo del almacenaje) aquí.

Otra gran opción es el almacenaje virtual en la “nube”. Guardar tu trabajo en una nube virtual, en lugar de guardarlo físicamente en un dispositivo, es como contratar un seguro para tus archivos. Los dispositivos físicos pueden averiarse y desde luego no sobrevivirán a una inundación o incendio, pero aquellos archivos que estén en la nube estarán seguros pase lo que pase. En cualquier caso es mejor que tengas copias de tus archivos tanto en un disco duro como en la nube.

Apple´brand new image management app Photos

Apple´brand new image management app Photos.

Bitcasa is one of many cloud storage companies. They offer their services here for $10 monthly.

Bitcasa es una las empresas que ofrecen almacenamiento virtual; aquí podrás ver los servicios que ofrecen.

Sea cual sea la forma que elijas para clasificar, organizar, y realizar copias de seguridad de tus imágenes, asegúrate de desarrollar un proceso específico paso a paso y de documentarlo como referencia para que el trabajo se haga correctamente y de forma eficiente.

Crea un proceso manual de producción

Probablemente crear una guía o manual con el proceso personalizado para tu empresa sea más importante que cualquiera de las estrategias de organización que hemos visto. Este manual debe incluir cada detalle de tu proceso de producción de imágenes. A medida que tu negocio crezca en tamaño o que empieces a contratar servicios externos, necesitarás tener manuales estructurados que indiquen cómo debe realizarse el trabajo para asegurar que las cosas se hagan de manera consistente.

Necesitarás actualizar tu manual a medida que actualices tus procesos, lo cual supondrá tiempo pero bien invertido ya que la comunicación es la clave en el negocio de producción. No dejes ningún elemento fuera de la cadena ya que el hecho de que falte alguna parte, hará que el esquema de tu proceso de producción pierda impulso.

2. Preparación

Prepara tus productos

Una vez decidas si vas externalizar o no parte del trabajo y hayas organizado tus productos y área de trabajo, debes preparar tu producto o productos para realizar las fotografías.

Estate preparado para invertir el tiempo adecuado para cada item, porque hasta la mínima partícula de polvo puede ser visible. Aunque es posible corregir estos errores en post-producción, este tipo de edición avanzada requiere mucho tiempo así como un nivel elevado en técnicas como clonar y sanear, por lo que es mejor arreglar de forma manual lo máximo que se pueda antes de la sesión de fotos.

Por ejemplo, la ropa debe estar limpia, sin etiquetas, planchada y examinar cualquier posible defecto. Este mismo proceso de preparación e inspección se debe seguir con cualquier tipo de producto. En el caso de los zapatos debes limpiarlos y darles brillo, los vaqueros deben de estar libres de arrugas, y en el caso de las joyas, cuidar que todas las piezas estén en su sitio.

Existen muchos tipos de herramientas disponibles para limpiar y preparar tus productos: cepillos, paños, pinceles y demás

Existen muchos tipos de herramientas disponibles para limpiar y preparar tus productos: cepillos, paños, pinceles y demás.

Organiza tus productos

Después de asegurarte que tus productos lucen lo mejor posible, alinea todos tus productos en el orden que planificas fotografiarlos, junto a su información básica. Imagina una estantería de supermercado, con todos sus productos relucientes.

Nuestros productos serán fotografiados en este orden.

Nuestros productos serán fotografiados en este orden.

Si tienes catalogados tus productos correctamente, entonces debes de ser capaz de compilar una lista como la de la derecha, y marcar el progreso dentro de tu sesión fotográfica.

Seleccionar un modelo

Si vas a fotografiar tu producto con un modelo, asegúrate de que éste tenga el mismo “look” de tus productos. Investiga la apariencia de los modelos que utiliza la competencia.

Las marcas de deportes generalmente incluyen modelos con contextura atlética, mientras las marcas que venden relojes fotografían gente con manos bonitas y con la manicura hecha. Elige modelos que ayuden a promover tus productos, con la mejor luz posible, y que así atraigan a tu mercado.

Ejemplo: Adidas utiliza una gimnasta como modelo para sus productos

Ejemplo: Adidas utiliza una gimnasta como modelo para sus productos.

Elige la cámara

Existen muchas cámaras de alta calidad DSLR en el mercado, asi que necesitarás hacer una investigación previa para saber cual es la que se ajusta a tus preferencias y necesidades. Para fotografía básica de producto recomendamos la Canon PowerShot SX510 por unos 150 euros o la Nikon D53000, que se vende desde alrededor de 650 euros aquí.

Seleccionar el programa para capturar imágenes

Invierte un poco de tiempo buscando el programa que utilizarás para capturar tus imágenes. Puedes fácilmente tomar fotos y guardarlas en la cámara o tarjeta SD y luego transferirlas a tu ordenador. De todas maneras, el tener un programa especializado para tomar fotos puede ayudarte a reducir tiempos. Estos programas automáticamente transfieren imágenes al ordenador a una carpeta designada. Así te saltarás pasos innecesarios del proceso y tendrás un proceso más eficiente.

Imagen de pantalla del programa DSLR Remote Pro que puede ayudarte a tener más eficiencia en el proceso de producción.

Imagen de pantalla del programa DSLR Remote Pro que puede ayudarte a tener más eficiencia en el proceso de producción.

Un programa para capturar imágenes que recomendamos es DSLR Remote Pro, que puede comprarse aquí por unos 150 euros. Con simplemente presionar la barra espaciadora del teclado, el programa permitirá hacer una revisión de imágenes. Puedes monitorear y ajustar la exposición y demás preferencias de la cámara desde el ordenador porque el programa está comunicado con la cámara. Un contra de este programa es que no incluye la función para cambiar de nombre, exportar o editar, así que tendrías que además comprar un programa como Adobe Lightroom.

Para obtener un programa más avanzado para capturar imágenes, puedes optar por Capture One, cuyo precio oscila los 250 euros. Con este programa, no solo podrás controlar la calidad de las imágenes, preferencias de la cámara, exportar e importar, si no además catalogar y seleccionar, hacer cambios de nombre de archivos en bloque, etc.

Todos estos pasos son esenciales en tu proceso de producción, así que el reducir pasos ayudará a que tengas una producción más eficiente y rápida.

Seleccionar el programa de edición

Si tu programa de captura de tus imágenes no incluye funciones de edición avanzada, tendrás que comprar un programa como Adobe Photoshop o Apple Aperture que te permita hacer diferentes tipos de edición.

Imagen de pantalla del programa DSLR Remote Pro que puede ayudarte a tener más eficiencia en el proceso de producción.

Ejemplo del programa Apple Aperture para la función de aplicar contraste y ajustes de color.

Photoshop es el programa más conocido y funciona perfectamente con Adobe Lightroom. Una licencia individual de Adobe Photoshop se encuentra desde alrededor de 700 euros , pero puedes comprar Adobe Photoshop + Lightroom via Adobe Creative Cloud con financiación aquí. Apple Aperture se vende desde unos 80 euros y puede comprarse aquí.

Personalizar tu estudio de trabajo

Si vas a tomar fotografías para eCommerce, entonces querrás que tus imágenes se vean profesionales. La mejor manera para hacer esto es tener y mejor aún, crear un estudio donde realizar tus sesiones de fotos.

DIY photo studio shopping list

Probar tu estudio “a prueba de accidentes”

Después de montar tu propio estudio, es buena idea que tomes en cuenta pasos para prever accidentes. Por ejemplo, posiciona cuidadosamente tu ordenador, producto, silla, y luces en zonas espaciosas donde no puedas caerte.

En lugar de dejar cables sueltos por el suelo, sujétalos juntos para que no molesten, incluso a la pata de las los artefactos de iluminación que utilices

Si trabajas con luz artificial, recuerda que ésta consume mucha energía y que si se te estropean, puede ser muy caro reemplazarlas.

No vale la pena correr riesgos con cables sueltos que puedan causarte un accidente y dañar tu equipo. Utiliza cinta, pinzas y demás instrumentos para fijar todos los cables y demás partes de tu equipo de iluminación para evitar cualquier accidente.

A continuación otras maneras de minimizar peligros en tu estudio. Utiliza pinzas, cintas y demás elementos ¡que puedan hacerlo más seguro!

3. Haz una Prueba de la Sesión Fotográfica

Documentar medidas, ajustes y detalles

Después de seleccionar tu equipo fotográfico y montar el estudio, es tiempo de colocar el producto para la sesión fotográfica. Una vez lo tengas en la posición deseada, haz pruebas de fotos para ajustar la cámara. Cuando hayas logrado conseguir una imagen con el aspecto correcto, apunta los ajustes y demás detalles. ¡Debes documentarlo todo!

Mide y marca distancia desde el suelo hasta la parte superior de la superficie donde se realiza la sesión, también la distancia desde tu trípode y la cámara al producto. Incluso la distancia desde la lente y el suelo. Esto puede parecer una pérdida de tiempo, pero es absolutamente necesario si quieres crear imágenes consistentes y profesionales. Si no lo haces, puedes hacer que incluso se produzcan accidentes y entorpecer el proceso de creación!

Documentar los ajustes de la cámara

Los mismos principios se aplican para ajustes de cámara, especialmente en modo manual. Una vez dispongas de los adecuados, ¡escríbelos! Pero todos; velocidad del obturador, apertura, ISO, balance de blancos, longitud focal y todo ajuste que pueda variar de toma a toma. Los ajustes los puedes encontrar generalmente siempre en el menú de la cámara.

Por ejemplo, si estás fotografiando un producto en un modelo, debes de tomar la foto con una velocidad de obturador de 1/250, una apertura de f16, ISO 200 y una longitud focal de 50mm. Si usas luz artificial, debes de apuntar estas especificaciones también. Quizás usas un kit de luz fluorescente de 5200k como suplemento adicional a la luz natural al lado izquierdo del producto.

Asegúrate de tener documentado todo, para que siempre uses entre toma y toma los mismos ajustes y haya consistencia en tus imágenes.

Eligiendo la calidad de la imagen

Además, sé consciente de los diferentes tipos de calidad y sus ajustes que están disponibles en tu cámara para que elijas uno que se ajuste a tus necesidades y lo uses de manera consistente. Si hay oportunidad de que las imágenes se vayan a utilizar para diferentes medios, y no solo para web, entonces es mejor que elijas “RAW” y que así tengas la mejor calidad disponible.

Los ajustes de calidad de imagen se encuentran en el menú de la cámara

Los ajustes de calidad de imagen se encuentran en el menú de la cámara.

Los archivos RAW proveen una máxima habilidad para editar, pero generalmente son muy grandes y se pueden abrir solo con ciertos programas. El formato “JPEG” es el más común y adecuado para utilizar en web. Los archivos JPEG son fáciles de editar, ocupan poco espacio y son ideales para imágenes de eCommerce debido a su tamaño reducido.

4. Fotografiar

Cuando hayas documentado todo lo referente a tu estudio y ajustes de cámara, ¡es momento de empezar a hacer fotos! Ten en cuenta que lo peor que puedes hacer es tomar fotos pensando que luego se pueden editar en Photoshop. Siempre tómalas tratando de reducir al máximo la posibilidad de editarlas pues mucho tiempo se invertirá en ese caso en edición, y no es bueno perder ese tiempo. ¡Te puede servir para otras tareas!

5. Post-Producción

Una vez hayas capturado tus imágenes, transfiérelas a tu ordenador, borra las no deseadas y ponle nombre a tus archivos que posteriormente querrás editar.

El programa de edición más accessible es Adobe Photoshop. Lo puedes comprar aquí.

Si consideras externalizar la tarea de edición, ten en cuenta que sea siempre la misma empresa para que las imágenes se editen de forma consistente. Si tienes un presupuesto demasiado bajo, entonces hacerlo por ti mismo es la mejor solución.

Utilizar la Función “Actions”

En los programas de post-producción existe una función llamada “Actions”. Cuando hayas conseguido alcanzar que tus imágenes se vean como deseas, puedes “grabar” ese proceso para así poder aplicar los mismos pasos de edición a una nueva imagen. Esta opción se encuentra en la sección “Actions” y con solo clicar un botón puedes aplicarlo.

Here is the Actions window, where you can press “Record” and save your edits

Esta es la ventana “Actions” donde puedes hacer la “grabación” de los pasos de edición que quisieras aplicaer a una nueva imagen.

Utilizar la función “Actions” no solo ayuda a reducir tiempos de edición, si no que también crea un estándar para la edición de tus imágenes, dejando a un lado inconsistencias y errores. Para entender cómo se realiza este proceso haz clic aquí

Optimizar tus imágenes para la web

No existe una forma única para optimizar tus imágenes para web. Junto al recortado, esta debe ser la última cosa que debes hacer con tus imágenes, porque mientras la editas debes de tener toda la información gráfica, antes de empezar a reducir o eliminar información.

Guardar múltiples versiones de cada imagen

Antes de empezar a editar una imagen, debes de guardar la original de acuerdo al sistema que elijas. Luego debes de editar y guardar la nueva versión con un nombre distinto, y así con las diferentes versiones que crees para varios medios.

Image Alt

Si necesitas archivos para imprimir, recuerda que deben guardarse al tamaño más grande a una resolución de 300dpi, mientras los archivos para web solo necesitan 100 dpi como resolución.

Hemos incluido información para identificar las imágenes utilizando diferentes nombres de archivo

Hemos incluido información para identificar las imágenes utilizando diferentes nombres de archivo.

También debes de etiquetar correctamente incluyendo información del versión en el nombre del archivo. Por ejemplo, los archivos originales de la imagen de arriba son CR2 o archivos RAW. Las imágenes en la carpeta llamadas “Selects” son las imágenes que se han elegido para editar de los archivos originales CR2. Cada imagen de la carpeta llamada “Finals” tiene una versión grande para imprimir y una más pequeña para web. Las versiones más grandes pueden llevar la siguiente estructura en el título: NombreProducto_Empresa_Color-print.jpg y la versión web: NombreProducto_Empresa_Color-web.jpg

Independientemente de los nombres que elijas, NUNCA renombres los archivos. ¡Puedes borrar tus imágenes para siempre!

Mejorar la eficiencia y productividad de tu empresa puede parecer mucho trabajo. Por este motivo muchas empresas grandes externalizan gran parte del trabajo. Sin embargo, aunque la única opción que tengas en este momento es hacerlo todo tú mismo hasta que puedas disponer de algo de presupuesto, la mejora de los procesos es la clave para ser más eficiente.

El minorista promedio ocupa alrededor de dos semanas de su tiempo preparando sus productos para venderse online, así que no hay ningún motivo para pensar que no podrás alcanzar este nivel de productividad. Toma en cuenta estas recomendaciones para que puedas recortar tiempos y tener un proceso de producción más eficiente y fructífero.

Puedes aprender más sobre los vendedores “faster-fashion" y sus métodos de productividad aquí

Remember, it is all a matter of learning, doing, and fine-tuning.

¡Feliz producción!